Ha muerto Joe Cuba. ¡Que viva Joe Cuba! (II)


Siguiendo en este homenaje sencillo a la memoria de Joe Cuba, fallecido el pasado domingo 15 de febrero, hay que hablar de la importancia de Cheo Feliciano en el sonido del Sexteto. Sin Cheo, las cosas no serían iguales.
Cheo Feliciano podía darle a cualquier orquesta una versatilidad que pocos artistas pueden: excelente sonero, con una soltura en su improvisación y un manejo diestro del fraseo del montuno, le permitía darle profundidad a un conjunto u orquesta de salsa. Súmenle a esto su faceta de bolerista, con la que ha dejado para el recuerdo varias grabaciones a lo largo de toda su carrera que se presentan como hitos dentro del bolero, de la salsa y del bolero-salsa. Con Joe Cuba, con Palmieri, acompañado de Larry Harlow o con la Fania All Stars en pleno. Con Tito Puente o con la Rondalla Venezolana, Cheo tiene una marca indeleble en nuestra música, que tardíamente pero de forma merecida, fue premiada este año con un Grammy honorífico en la misma ceremonia en la que se premio a nuestro Simón Díaz.
Esta recopilación que les presento y que fue lanzada con el nombre de Joe Cuba & Cheo Feliciano: El orgullo del barrio, denota un esfuerzo especial por hacer resaltar el paso de Cheo por el Sexteto. Extrae de las producciones del conjunto algunos de los temas más sonados y recordados, con ciertas notables ausencias en el repertorio que algún aventajado lector y melómano sabrá identificar sin mucho esfuerzo. Pero el intento es bueno, porque no solo nos da la oportunidad de disfrutar a Cheo en su etapa primigenia, sino que nos permite ver el resultado de la unión del sonido "Joe Cuba" con el genio sonero de Cheo, en temas como Cachondea, El hueso, Oriente, además de mostrarnos de forma sencilla en el tema Joe Cuba's mambo que el sustento básico de un sexteto es la percusión.
Mis favoritas del álbum: A las seis, Joe Cuba's mambo, Oriente, Cachondea.


Get your own playlist at snapdrive.net!