Celia Cruz- Celia, Justo, Jhony, Papo, Recordando el ayer


Yo podría decir mil cosas de Celiz Cruz y ni aún así me acercaría a lo que su figura significa para la música, para El Caribe, para la cultura del continente. Podría decir mil cosas y no me alcanzarían para decir todo lo que la voz de esta mujer significa para tanta gente: Celia Cruz es simplemente, lo máximo.

Este es un disco memorable de verdad. Porque Celia estuvo en la Sonora Matancera, donde fue estrella. Estuvo con Tito Puente, ya consagrada. estuvo en la Fania All Strars, como no. Pero este disco tiene un collage de su ayer de la Sonora y su etapa salsera, renovando su sonido: este disco es una verdadera joya.

Jhony Pacheco ("ese gran dominicano" como ella misma lo llamara en la canción "La dicha mía"), reúne al pianista líder de la orquesta Sonora Ponceña, Papo Lucca y al sonero cubano Justo Betancourt para hacer lo que dice el título del disco: recordar el ayer.

Así, a lo largo de 10 temas, Celia y Justo se afanan en recordar temas famosos de la Sonora Matancera, con arreglos nuevos y con el mismo sello cubano originario.

Besito de coco es una pieza antológica. Tema originalmente cantado en la Sonora por Celio González, Celia y Justo se encargan de ponerle picante y sabor, el resultado es de verdad sorprendente.

Ritmo, tambor y flores, que ya era un clásico en la misma voz de Celia, es reinventado por ella misma dejándonos extasiados con su interpretación limpia y directa.

En Se que tu, vuelven a duo, vuelve la maña, el picante, la ironía. Este tema matancero renovado sinceramente suena mejor que en la versión original.

Reina Rumba es un tema que no puede cantar nadie más sino Celia. Es un tema para ella y en la interpretación lo demuestra.

Vamos a guarachar es un tema para que se recuerde a Cuba no solo en el ritmo sino en la letra: el recuerdo permanente de la Cuba que está ahí sin estarlo, que siempre se recuerda pero a la que nunca se volverá. Lo canta Celia y en el soneo aunque hay nostalgia, hay mucha alegría.
En La Equivocada, vuelve el duo dinámico haciendo de las suyas con la misma dosis: la picardía hasta en la conversación final.

Ahora si es un tema para que Justo se luzca como el sabe y como efectivamente lo hace. Demuestra otra vez, al menos para mí, que es un sonero integral, extraordinario pero sencillo a la vez. Papo Lucca tambien se luce en el tema y en todo el disco, su presencia es intensa e insuperable. El disco no sería lo mismo sin Papo, porque su estilo suave y delicado, con tanto del jazz soft aparece amoldándose con la movida matancera, con las trompetas y el tres de una manera que de verdad si no lo hubiera hecho él, sería imposible hacerlo y que quedara bien.

Si lo escuchado hasta ese momento es ya demasiado, el bolero Cuando tu me quieras, es una exageración tan inigualablemente buena, que es casi imposible describirla. Solo basta oir la voz de Celia unida a la de Justo en medio de un bolero para entender lo que significa cantar con sentimiento. Y el arreglo de verdad es magistral, bárbaro de principio a fin.

Yerbero Moderno...¿quién no conoce el tema de Celia? nadi ha cantado ese tema nunca y si lo ha hecho ha fracasado. Porque solo Celia pudo grabarlo con la Sonora y hacerlo un exito inolvidable. Y por supuesto que solo ella es capaz de grabarlo otra vez, distinto pero con el el sabor de siempre. Quizás muchos no sepan que esta versión existe, quizás muchos piensen que la versión original es mejor. Pero de lo que si estoy seguro es de que Celia se divierte mucho grabando este número de nuevo, lo demuestra con su alegría.

Guillate es otra de las cosas que logra hacer Justo: recoger el sonido cubano clavándole en la frente el sello de siu conocimiento de la salsa y de la musica originaria cubana.

Es un disco sin desperdicio alguno.
Mis favoritas del álbum: Besito de coco, La equivocada, Ritmo Tambor y flores, cuando tu me quieras.



Get your own playlist at snapdrive.net!