El Blog de la Salsa está en twitter ¡Síguenos!

Como muchos nos habían pedido hace algún tiempo,nos hemos integrado a la red social Twitter. Puedes seguirnos desde ya por esa red,donde estamos actualizando permanentemente con datos,efemérides y contenidos de este blog,que sigue mas activo que nunca y preparando sorpresas que poco a poco irán llegando ¡Siguenos! y únete a nuestro equipo #Salsificate

Markolino Dimond suena como es

Normalmente,en este blog acostumbramos a compartir escritos propios. Sin embargo,creo que la reseña que presenta la web de la Fania www.fania.com es tan completo y lleno de anécdotas interesantes,que lo comparto tal y como fue publicado en la página oficial del sello. Por supuesto,agregamos los temas del álbum,como es costumbre en este espacio,que se reactiva y desde ya anuncia sorpresas,sorpresitas y sorpresotas.
"“¡Rayos, Mark Dimond acaba de superar a Eddie!” le comentó Manny Oquendo, ex-percusionista de La Perfecta, al bajista Andy González al concluir una presentación en el Hotel St. George de Brooklyn. El pianista, Mark “Markolino” Dimond, había tocado con la banda Libre de Oquendo, que había actuado al lado de una gran variedad de artistas, incluyendo a Eddie Palmieri—quien había abierto la noche de conciertos. Markolino, quien vivía en la Noventa y Tercera Avenida, es uno de los más grandes talentos anónimos en la historia de la música latina y este disco representa su obra maestra. Dimond se inició con Willie Colón, lo que no es sorprendente cuando uno considera que Willie tenía un oído increíble para el talento y una disposición por traer individuos de varios orígenes al grupo. Tenemos una enorme deuda de gratitud con W.A.C. por sacar de la oscuridad a este mago tecladista afro-americano, para permitir que brillara.
Markolino fue un solista intrépido y yo siento que su música está impregnada de un imponente montuno, cortesía de Eddie Palmieri (su ídolo) y maestros tecladistas cubanos, tales como Peruchín, además de estar fundida con un enfoque de solista cromático innovador de acordes que proviene en parte del alumnado de Coltrane McCoy Tyner, oriundo de Philadelphia, quién influenció a muchos pianistas en las décadas de los60 y los 70. Mientras que el salto de Coltrane a Palmieri pudiera parecer como un salto enorme, Markolino fue uno de los pocos individuos que tuvo la capacidad de combinar los dos mundos con un alto grado de facilidad.
El socio de Mark en este disco fue otro hombre que cubría la zona del puerto y que tiene una historia igualmente irresistible. “Frankie Dante trabajaba como guardia de seguridad en Macy’s, pero en realidad quería ser John Lennon”, dice mi amigo Larry Harlow, quien produjo esta grabación histórica y tantas otras obras fundamentales en la historia de Fania. “Él era el John Lennon dominicano”, dice Harlow con una gran sonrisa. “Usaba esas gafas redondas de color rosa, igual que John Lennon”.
¿El John Lennon dominicano? Esto es algo que yo jamás me hubiera imaginado en un millón de años, pero creo que tiene algo de sentido cuando uno considera la tremenda influencia que John Lennon ejerció sobre toda la cultura popular, como músico y como hombre. Sin mencionar que Dante, con su propio grupo, la Orquesta Flamboyán, grabó la canción anti-Vietnam titulada, “Paz” en 1969, y después grabó el candente tema político titulado, “Presidente Dante” con Flamboyán y Larry Harlow.
“Frankie era sin duda un excéntrico”, dice Arturo Campa, el colega de Dante que trabajó como sonero para Eddie Palmieri de 1969 a 1974, durante uno de los períodos más memorables y productivos de Eddie. Arturo es un individuo brillante e interesante que rara vez ha concedido entrevistas, así que me súper emocionó cuando aceptó hablar conmigo de sus recuerdos de Frankie Dante. “Recuerdo las ocasiones en que salió al escenario vestido de capa y zapatos deportivos durante algunos de sus conciertos. Tenía un traje que llamaba su capa de Batman, y era difícil ignorar u olvidar a este cantante vestido de capa negra”, comenta con humor.
“No creo que la gente percibía a Frankie como un gran cantante”, continúa Campa. “Estaba algo limitado en ese aspecto, pero se veía fuertemente influenciado por el modo de expresarse de Ismael Quintana y esto se percibe claramente en sus grabaciones. Tanto él como Markolino eran muy bien recibidos y el ambiente de la salsa de aquélla época parecía [ser] el de una gran familia”. Andy González hizo eco de este sentimiento cuando me dijo, “Frankie imitaba a Quintana en todo, desde sus movimientos de baile hasta su forma de tocar las maracas”. El recorrido desde John Lennon hasta Ismael Quintana es un camino largo y sinuoso y Frankie Dante recorrió cada milla al verdadero estilo funk.
Un coro estelar apoyó a Dante en este álbum que acredita a Chivirico Dávila como el invitado estrella. Chivirico es un personaje interesante, ya que aunque sólo produjo un puñado de excelentes discos como primera voz para el sello Cotique, su carrera se vio marcada principalmente por ser uno de los primeros coristas en la época dorada de la salsa en Nueva York al lado de individuos tales como Yayo el Indio, quien comparte la tarea de coro en este álbum. El mayor don que tenía Dávila como cantante solista, era su capacidad para interpretar boleros y aquí su talento fue sabiamente aprovechado. El aspecto más inesperado de la participación de Dávila como artista invitado es que, aunque es evidentemente una gira de Frankie Dante y Markolino, Chivirico es quien realmente canta la primera voz en “Sabrosón”, que por mucho tiempo ha sido el tema bailable favorito de muchos cocolos empedernidos. Chivirico como corista, era incontenible y el equipo de tres voces conformado por Chivirico, Yayo y Pete “Conde” Rodriguez en este álbum, es magia pura. La mezcla que lograron combinar estos individuous es flexible y rítmica a la vez. Sigo impresionado al ver cómo un coro bien ejecutado complementó el poder global del álbum y de hecho, la experiencia total de Fania.
Mark Dimond hizo los arreglos para todo el álbum, excepto la canción, “Yo No Tengo Amigo” de Marty Sheller, uno de los mejores arreglistas en el mundo de la salsa y miembro original del grupo pionero de jazz latino que dirigiera Sabú Martínez. Mientras que se siente una solidez absoluta en todos los arreglos de Mark, el único arreglo de Marty exhibe una sutil sofisticación que no logra igualar Markolino, quien le impartió ritmo al tema pero no poseía la misma perspicacia armónica y profunda que Marty demostró durante muchos años.
Desde el punto de vista de composición, el álbum es mayormente de Mark Dimond quien personalmente compuso cinco de las ocho pistas. Las demás canciones son títulos cubanos, y la última pieza titulada, “Por qué Adoré” la compuso el fenomenal y extraordinario compositor prolífico, Tite Curet Alonso. Esta canción llamó mi atención de manera muy especial mientras escuchaba el álbum con oído crítico, por ser absolutamente inconfundible la poesía que Tite imprime a sus composiciones. Fue muy sagaz la decisión de secuenciar este álbum permitiendo que Tite tuviera la última palabra. De igual manera, comenzar el álbum con el tema original de Markolino titulado “Sabrosón” ofrece la escena perfecta para la vibra suelta y súper funky que impregna a este álbum. Las dos canciones cubanas incluidas en el disco nos recuerdan la deuda que todos tenemos con Cuba y capturan el espíritu de la época del movimiento “típico” que rindió tributo a esa tradiciónenNueva York.
Es una pena que Markolino y Frankie no hayan grabado más discos, pero esto también hace que los discos como Beethoven’s V contengan más magia por ser tan inusuales. En un estilo dominado por cubanos y puertorriqueños, esta dupla de un cantante dominicano con un pianista afro-americano sirve como un conmovedor recuerdo del eterno magnetismo universal de la salsa y la vertiginosa complejidad y riqueza de la ciudad de Nueva York que sirvió como incubadora para su florecimiento en el ámbito mundial.

Markolino Dimond con Frankie Dante Beethoven’s V (Cotique 1075)
Artista invitado: Chivirico
Lanzamiento original: 1975

Producción de: Larry Harlow para Passing Clouds Music, Inc.
Productores ejecutivos: Jerry Masucci y Johnny Pacheco
Arreglos de: Mark Dimond (excepto “Yo No Tengo Amigo” con arreglos de Marty Sheller)
Grabado en: Good Vibrations Sound Studios en la ciudad de Nueva York
Dirección técnica de: Jon Fausty

Notas y portada original por: Lee Marshall
Arte original y diseño por: Ron Levine

1. “Sabrosón” **

2. “Los Rumberos” *

3. “Ahora Sí” **

4. “El Quinto de Beethoven” *

5. “Maraquero” *

6. “Yo No Tengo Amigo” **

7. “Camarones” *

8. “Por Qué Adoré” **

* Primera sesión
** Segunda sesión

Músicos
Piano: Mark Dimond
Bongós: Nicky Marrero *
Pablito Rosario **
Conga: Frank Malabe
Timbales: Mike Colazzo *
Nicky Marrero **
Bajo: Eddie “Guagua” Rivera
Trombón: Louis Kahn
Renaldo Jorge *
Barry Rogers **
Trompeta: Randy Brecker *
Lou Soloff **
Maracas: Junior Vázquez

Coro: Yayo el Indio
Pete “Conde” Rodríguez
Ismael Quintana


Notas de portada por Aaron Levinson
Tomado de: https://www.fania.com/content/beethovens-v

Falleció Carlín Rodríguez, pionero de la salsa en Venezuela

Carlos Asicio Rodríguez Villasana, “Carlín” para los amigos, desde que así lo bautizara Fidias Danilo Escalona, radiodifusor de la salsa, por allá por los años sesenta. Fundador del género salsero en Venezuela. Voz destacada en la primera orquesta de salsa triunfadora en el país, Federico y su Combo Latino. El vocalista de “Abicú”, legendaria canción de la salsa nacional en la que con orgullo soneara su nombre y su barrio “A mí me llaman Carlín/ Y vivo en San Agustín,Marín”. 
Víctima de esa larga y traicionera enfermedad que es el cáncer, se nos fue de este mundo Carlín, el muchacho caraqueño que escuchando a Benny Moré decidió que era a la música a lo que se quería dedicar. A Benny Moré, contó el mismo Carlín, le dijeron en un bar en el que bebía después de un show, que había “un muchacho por aquí que canta muy bien”. Ese muchacho, que había visto el show del sonero cubano, era Carlín. Y ahí, con la guitarra de Benny, cantó a dúo el famosísimo bolero Alma Libre, que grabara Moré junto a nuestro Alfredo Sadel. Contaba Carlín que Benny, al terminar, lo palmoteó en el hombro, a modo de felicitación. De ahí en adelante, solo la música estaría en la mente del caraqueño. 

Con “Las Estrellas del Trópico”, conjunto formado junto a otros muchachos de su barrio, se le premió en el consagrado programa de Renny Ottolina “Lo de hoy”. Con la Orquesta de Próspero Díaz, el “Quinteto Vitola”, la orquesta “Los Caciques” se sabría de Carlín Rodríguez en el ambiente fiestero caraqueño. Fue en 1964 cuando funda “El Combo Latino”, con músicos que se separaron de “Los Caciques”. 
Y en 1966, pasó una de esas cosas que pasan cuando se hace música y el destino se interpone: no tenían suficientes instrumentos, no tenían vestimenta apropiada. Y aparece Federico Betancourt, llegan a un acuerdo económico…y nace Federico y Su Combo Latino. Y viene el disco Llegó la Salsa, el primer disco en que se utiliza la palabra “salsa” para llamar al género. Lo demás, es historia. 
La historia de Carlín se entrecruza con la del Combo Latino, pero no termina ahí. Con el pianista y compositor Ray Pérez formaría “Los Calvos” y “Los Kenya”, más tardíamente “Los Dementes”, alternando con el gran “Calavén”. Fue convocado por las orquestas de “El Pavo” Frank, Richie Ray & Bobby Cruz, Porfi Jiménez, El Trabuco Venezolano, alternó con innumerables artistas nacionales e internacionales. 
En 2006, la Alcaldía Mayor de Caracas lo nombró Patrimonio Cultural de la Gran Caracas, reconociendo sus aportes a los eventos culturales y musicales de la ciudad. 
Muchos, al leer esta sencilla reseña, dirán ¿Por qué yo no sabía quién era Carlín? Bueno, eso pasa con los artistas nacionales. A veces, pareciera que nos esmeramos en no conocerlos. Pero sin duda, Carlín estará, como siempre, en la historia de la salsa en Venezuela y El Caribe. Porque la música, al fin y al cabo, después que suena no muere jamás. 
Y lo dice la canción: Sobre una tumba,una rumba.A Carlín lo recordaremos cantando:
 
Esta me gusta mucho,porque es a duo con otro pionero: Calavén

El 12 de octubre es ¡El Día de La Salsa!

En el mundo entero se tiene el 12 de octubre como fecha particular. En América se dice aún que es el Día de la Raza. En España lo tienen como fecha máxima: Es el Día de la Hispanidad. Encuentro de Dos Mundos dicen otros. Los Italo-Americanos lo celebran como día de Colón,su paisano. Día de la Resistencia Indígena lo ha llamado el gobierno venezolano. Descubrimiento de América señalan los libros de primaria. Y El Blog de la Salsa lo dice claro: ¡Este es el Día de la Salsa!
Si Colón no llega a estas tierras, la salsa no existiría. ¿Alguien lo duda?
En esas carabelas vino una forma musical,claro está. Aquí existían formas musicales válidas. Con el tiempo, esa lamentable lacra, esa bajeza moral creada por el ser humano en contra del ser humano llamada esclavitud, nos trajo a los negros africanos, encadenados a un triste destino. Pero la gran venganza de la negritud humillada, quien lo duda, fue infiltrar y percolar la sociedad occidental con su cultura, con su ritmo, con su lengua, con su religión. Y si, con su sufrimiento. El sufrir de la raza negra en estas tierras está presente en cada uno de los golpes que reciben los tambores en el Caribe cada noche de San Juan, cada tarde de San Pedro y San Pablo, cada 18 de noviembre cuando resuena la gaita. Y cada 12 de octubre cuando nadie recuerda que la música popular del mundo (sea rock, sea gospel, sea salsa, merengue, gaita, soul, etc...) no existiría si La Pinta, La Niña y La Santa María no se asomaban por acá. Con sus buenas y sus malas, se lo debemos a Colón.
Este post se lo debía al blog desde que en mayo fui a España.Le debía a este blog y a los lectores fieles, un post como este, con una selección como esta. Resulta ser que los latinoamericanos y en especial los salseros, no han tenido reparo alguno en asumir sus raíces. Las raíces negras, las raíces aborígenes y las raíces españolas tambien. Es que por aquí pasó España y por aquí algo nos dejó. En la selección musical que les dejo, está una reinterpretación salsera de la música española, en particular, del cante jondo y del contenido flamenco de la cultura española.
Una reinterpretación, una digestión musical de esa maravilla llamada cante jondo, flamenco, con castañuelas y tablao resonando. Salsa Jonda, pues.
Ahí va!


Una de las más populares canciones la salsa españolizada la hizo Willie Colón.Claro,Willie tiene sus raíces en Borinquen,pero ¿Donde vino ese apellido? ¡en la carabela!


Willie ya había explorado el estilo, cuando junto a Rubén grabó esta, una de mis favoritas del panameño


De uno de los discos iniciales del Gran Combo, quizás una de sus mejores piezas


La época de Celia con Tito Puente quizás no fue muy prolija en éxitos de radio,pero en cada grabación quedó el alto nivel de los arreglos de Tito.Esta es una muestra.


Ni la Dimensión Latina escapó al influjo. Wladimir Lozano se luce en esta pieza


Poco conocida esta pieza de Gilberto Santarosa,de su álbum De cara al viento. Ese álbum es,en mi opinión, uno de sus mejores producciones en cuanto a calidad musical. Esta pieza es un ejemplo


No podía dejar pasar aquí,aunque ligeramente fuera de la salsa, a Memo Morales, quien de no haber llegado Colón a estas tierras, no podría ser llamado "El gitano maracucho". Esta es una de mis piezas favoritas de la Billo´s


Sandra Mora...¿que tiene la Sandra Mora?


Del álbum Masterpiece/Obra maestra que Tito Puente hiciera antes de morir, junto a Eddie Palmieri y varias de las más grandes luminarias del género, este arreglo sin duda es uno de los mejores. Se demuestra además que cantantes sosos y de poca monta en la "salsa erótica" como Michael Stuart pueden brillar con una buena orquesta y un buen arreglo.


Carmezón, con Marvin Santiago. Era versátil Marvin a la hora de cantar. Y en este tema, grabado en vivo en la cárcel de Oso Blanco en Puerto Rico junto a la orquesta de Bobby Valentín,se lanza este tremendo tema


En conclusión: de lo malo de este día tenemos mucho en la historia.Pero de lo bueno también.Valoremos ambas caras de la moneda y seguro saldremos bailando.

Sing a son: Salsa en inglés


A Taryns Caravaca,embajadora honoraria de este blog en Londres
Así como el español se ha convertido en la segunda lengua más hablada en los EEUU, la salsa tambien ha perdido al español como lengua exclusiva.
En realidad, si nos ponemos a ver, deberíamos decir que la salsa como género, al nacer en New York, nace originalmente en inglés y es "colonizada" poco a poco por el español. Aunque, si a ver vamos, poco importa en realidad quien fue primero, si las versiones de la canción "pop" estadounidense o canciones en esa lengua que, a pesar de no ser entendida por quien la escucha, se mantienen en el recuerdo de los amantes del género.
La Lupe se ganó uno de sus apodos con canciones como la que encabeza esta selección. "La Reina del Soul Latino" dejó varios temas en su carrera, de distinto género, cantados en inglés. Uno de los más conocidos es este, Fever, especie de boogaloo con montuno, una cosa bien particular, muy al estilo "Yiyiyi".



Fue Pete Rodriguez y su conjunto quien hizo sonar con más fuerza ritmos "latinos" anglo-cantados, si cabe el término. Su número I like like that, uno de los más recordados de la etapa primigenia de la salsa, cuando el nombre "salsa" aun no aparecía en el horizonte y cuando el "boogaloo" era la expresión de todo un género. Este Pete Rodríguez (a quien no debemos confundir con Pete "El Conde" Rodríguez") luego pegaría Micaela y, lamentablemente, desaparecería poco a poco del escenario, encasillado en el boogaloo y sin tino para mutar como lo hizo el género.



El caso de Richie Ray & Bobby Cruz y el siguiente tema, Mr. Trumpet Man, es un ejemplo de lo que liga al inglés y a la salsa. Resulta que ni Ricardo Ray ni Roberto Cruz son hispanohablantes. Me explico mejor: nacieron en los EEUU y aprendieron a hablar español después de viejos, porque su lengua materna es el inglés
Esto no los desmerita para nada, claro está. Al contrario: ellos decidieron irse a sus raíces en vez de irse por la vía anglosajona. Pero sin duda este número, que si no me equivoco es el único que grabaron en este idioma, revela que mientras haya ritmo, el idioma poco importa.



La salsa se gesta en New York y sale desde ahí hacia el resto de Latinoamérica. En nuestra región, se fortalece y alimenta. Y regresa a New York, convertida y renovada. Muestra de ello es que una nueva generación la recibe allá y la asume como propia. Este es el caso del Tema Be mine, del grupo Fuego 77.
No puedo dejar de contar la anécdota que me lleva al tema de Fuego 77 y a la canción en cuestión. Resulta que el año pasado, una chica latina residenciada en Londres (Taryns Caravaca, a quien va dedicado este post), me preguntó si por casualidad sabía quien cantaba esa canción o si sabía al menos quien la cantaba. El tema lo recordaba vagamente igual que ella, lo había escuchado y de hecho lo tuve en uno de esos viejos "cassettes" que vendían en las calles de Maiquetía, tiempo atrás. Pero ni idea del grupo o del cantante, ni siquiera del nombre de la canción. Casualmente, recordé que la misma voz canta "Tengo un tumbao" y decidí buscar quien la cantaba. Así, por casualidad llegué a la canción. Y aquí está, para que la disfrutemos.



De la misma época, los Hermanos Lebrón (que durante mucho tiempo se hicieron llamar The Lebron Brothers) hicieron sentir su influencia anglosajona en sus melodías, a pesar de mantener el español como idioma de sus letras. Pero con Let's make it van más allá y, tanto en música como en letra,nos dejan un verdadero clásico del género en la historia de la salsa.



La Típica 73 tuvo un paso por la música que sin duda alguna dejó huella en cuanto a sonido, a voces, a temas. El siguiente tema de esta selección, presenta algo casi desconocido: una versión en un suave bolero-son con un dejo de jazz en los acordes del tema What are you doing the rest of your life canción que hiciera famosa nada más y nada menos que Barbra Streisand. El tema es espectacular. Y la versión es una maravilla.



La picaresca latinoamericana siempre está en nuestros géneros musicales. Rubén Blades es un maestro en muchas cosas, sin duda en esto de la picardía y de la salsa en inglés sabe lo que hace. Y sin duda las capacidades de Rubén como autor, al narrar una historia en cada canción y, de hecho, una historia en varias canciones (y hasta en varios discos) tiene como muestra el tema What Happened. Bien lo dice Rubén al inicio del tema: es la historia del borracho que se encontró "el revolver, el puñal y los pesos" de Pedro Navaja. No tiene desperdicio. Afortunadamente solo el coro es en inglés, la historia está en español.



Uno de los mejores discos que como solista ha hecho Willie Colón, Honra y Cultura, contiene el siguiente tema. Scandal nos deja claro tambien que Willie, al igual que tantos otros artistas que consideramos "nuestros", lo son por decisión y no por nacimiento: tecnicamente no sería equivocado llamarlos gringos. Legalmente lo son. Pero poco importa. Total, la música no tiene nacionalidad. Y la salsa menos.



No todo lo que se ha hecho en la salsa es bueno. Y por supuesto, no todo lo grabado en inglés es bueno. Cuando la Fania All Stars se echó a perder, no se le ocurrió nada mejor que "pasar por agua" la salsa y crear una cosa híbrida, poco seria y despreciada por el melómano en general y por el bailador en particular: Ella fue (She was the one) es una de las peores canciones grabadas en la historia. Pero bueno. De todo hay en la vida.



Enjoy, sing and dance!